Iglesia de San Miguel Arcángel

 

«Murla es un municipio situado en el noreste de la provincia de Alicante, en el Valle de Pop.

 

La villa de Murla tiene su origen en una alqueria medieval de época musulmana que crece en torno a la fortaleza de Pop (actual templo parroquial), cuya antigüedad se remonta muy posiblemente al siglo XI, a falta de hallazgos arqueológicos del subsuelo que determinaran una época anterior. Dominando el acceso al Valle de Pop, ejerció la capitalidad del mismo siendo el único núcleo de cristianos viejos de la comarca hasta llegar a las cercanas poblaciones de Benissa y Denia. Entregada, según el Llibre del Repartiment, a Vidal de Vilanova, fue asimismo señorío de la familia de Joanot Martorell, llegando finalmente a propiedad de los Duques de Gandía y condes de Oliva. (1).

 

En 1244, con la firma del “pacto de la Jovada”, Al-Azraq entregaba al infante Alfonso, entre otras posesiones, el castillo de Pop y su adjunta alquería de Murla, que más tarde recuperaría al sublevarse contra el monarca cristiano. Liberados en 1257, fueron cedidos a Carroz, señor de Rebollet, junto con los castillos de Alaguar y Aixa o Jalón, para su tenencia y custodia. En 1262 se creó el municipio de Murla y su primer señor fue el infante Don Pedro, con lo cual el lugar continuó perteneciendo al Patrimonio Real.

 

El 4 de febrero de 1272, Jaime I de Aragón concedía la alquería de Murla a Bernat de Molins “quedando salvo para Carroz el violario que tiene en dicha alquería”. El 18 de octubre de 1279, Pedro III otorgaba permiso a Bernat de Molins para poblar esta alquería con 30 familias musulmanas. Tras Bernat de Molins, Murla pasaría mediante venta a Berenguer de Mercer. En 1296 Jaime II donó el castillo de Pop a su privado Ramón de Vilanova, de quien pasó a su hijo Vidal de Vilanova, uno de cuyos descendientes, del mismo nombre, adquirió la alquería de Murla a la familia Mercer. Tras haber pertenecido por un tiempo al conde de Cardona, en tiempos de Pedro IV quedó nuevamente incorporada al patrimonio real. En 1323 Murla pasaba a manos de Pedro de Ribagorza.

 

A lo largo de su historia, Murla fue objeto de numerosos procesos de compra-venta, en los que, además de los Vilanova -que permanecieron ligados a la villa durante más de un siglo-, participaron los Martorell y los Castellví. En la segunda mitad del siglo XV (1460), Juan II vendía Murla al conde de Oliva, Francisco Gilabert de Centelles. Con posterioridad pasó a pertenecer al conde de Gandía, a los conde-duques de Benavente y a los duques de Osuna. Murla fue una población mixta de cristianos viejos y moriscos, en la que predominaron los primeros.» (2)

 

La iglesia es citada por Madoz: “...iglesia parroquial (San Miguel) de entrada, servida por un cura de provision ordinaria”. (3)

 

Sanchis y Sivera se refiere a Murla en los siguientes términos: «Esta villa de 900 habitantes, pertenece al arciprestazgo de Pego y es curato de entrada. En tiempo de los árabes era una alquería que dió el rey, en 4 de septiembre de 1272, a Bernardo de Molíns, salvo los derechos que el señor de Rebollet, En Carroz, tenía sobre ella de por vida. En 24 de enero de 1289 obtuvo el feudo honorario Berenguer Mercer. En 1360 era su señor don Vidal de Vilanova. Últimamente tuvo el señorío el duque de Gandía.

 

La cristiandad de Murla es antiquísima, y en el arreglo de parroquias de 1535 se le quitaron Parcent y Campell, con varios lugarejos. En tiempo del Beato Patriarca constaba de 55 casas de cristianos viejos y 55 de moriscos. Escolano (13) dice que en su tiempo era la “población de 130 casas de cristianos viejos, sin el arrabal que es de nuevos. El templo della está encajado entre unas torres y cubos con sus troneras, de forma que viene a tener figura de castillo, y sería acertado mirar con más cuidado por él, porque es la llave y desbocadero de todas aquellas morerías por el mar”. Hemos visto en documento fechado en 1317, que entonces se estaba construyendo una nueva iglesia. El titular de la actual parroquia es San Miguel Arcángel, como lo era antiguamente; […]» (4)

 

«Poco después de la conquista de la alquería musulmana, se creó en 1262 el municipio de Murla; su señor fue el futuro rey Pedro I de Valencia, el cual comenzaría una primera repoblación con cristianos.

 

En la lista de parroquias que ofrece Burns para 1279-1280 ya aparece la de Murla, y en las Constitutiones Synodales ecclesiae Valentinae  figurará con el nombre de “Pop. Alaguar. Murla”. (7). En 1317 se estaba construyendo una iglesia. Sabemos que en 1383 había un rector en Murla, Bernat Daroca, que era beneficiado de San Vicente de Alzira, donde probablemente residía (8). En la primera creación de las 190 nuevas parroquias de moriscos de 1535 perdió las iglesias de Parcent, Campell y otros lugares, que hasta esa fecha eran anexos suyos.

 

Murla era, prácticamente, (exceptuando, quizás, Forna y el caso particular de Pego), el único lugar ocupado por cristianos viejos, aunque también con un arrabal morisco. Alrededor de 75/55 fuegos de cristianos viejos y 65/55 de cristianos nuevos en tiempos de Ribera (9). En 1609 los musulmanes huyeron cuando se dieron cuenta de que unos moriscos de Orba habían dado muerte a un cristiano de Murla, y les entró miedo de que los cristianos pensaran que ellos, los de Murla, eran los culpables. Con ello, la población quedó por completo en manos de los cristianos y se convirtió en uno de los puntos claves para que, poco después de la fuga, los Tercios de Sicilia y la denominada "Armada del Mar Océano" controlaran y vencieran finalmente la rebelión del rey Mellini (10). La ermita de San Sebastián Mártir, en la montaña cercana, también fue punto estratégico en esta guerra.

 

La pequeña iglesia parroquial, una verdadera joya de arcos ojivales, bajo la advocación de San Miguel Arcángel, tiene aspecto de fortaleza-castillo, encajado el templo entre torres. En la bien conocida obra de F. Carreras Candi (10), Francisco Figueras (12) afirma que "es un antiquísimo templo de espesos muros, que se suponen construidos en época anterior a la dominación árabe". Se hizo una restauración en 1852 El campanario, de 25 metros de altura, levantado en el siglo XVIII sobre una de las viejas torres del templo-fortaleza, cayó en 1990 causando, desgraciadamente, la muerte de dos vecinas y desperfectos en los edificios cercanos. Actualmente se construye otro campanario de factura moderna. Las últimas investigaciones parecen apuntar que el legendario Castillo de Pop en la montaña del Cavall Verd, es en realidad esa fortaleza-castillo-templo.» (5)

 

«La iglesia está situada en medio de la población y tiene planta rectangular dividida en tres tramos. El piso inferior está cubierto con bóvedas de nervadura y el piso superior con seis tramos de bóvedas vaídas. Exteriormente mantiene el carácter del castillo sobre el que se construyó: muros ciegos y aspecto de fortaleza, conservándose los dos potentes cubos de las esquinas, construidos de sillería y mampostería, de planta ataluzada y remate almenado (éste de factura moderna). Uno de ellos es utilizado como sacristía, mientras que el otro formaba parte de la base de una torre de tres cuerpos, que se desplomó recientemente.» (6)

 

Las recientes obras en el templo permitieron sacar a la luz algunos de los elementos de esta antigua fortificación (receptáculo del contrapeso del puente levadizo de su acceso principal, pozo de captación de aguas de la fuente situada en la falda del monte del Caballo Verde, fosas familiares y comunes del interior del templo). La caída del campanario, el 1 de mayo de 1990, ubicado sobre una de las dos torres gemelas del castillo, permitió reconstruirla y devolver al monumento su aspecto original. (1)

 

(1) Severino Giner Guerri. Historia de Murla. Alicante, 1995.

(2) Ayuntamiento de Murla.

(3) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(4) JoséSanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(5) Monumenta archivorum Valentina, XI. Facultad de teología “San Vicente Ferrer”. Inventari dels arxius parroquials de la Marina Alta. Valencia 2010.

(6) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

(7) Burns, R.I. El reino de Valencia..., t. I, 194, y ACV, Códice 98, f. 1v [sin foliar]. Para este códice 98 del ACV nos parece más correcta la fecha de siglo XV existente-es la propuesta en la exposición "La Gloria del Barroco" (Valencia 2009-2010) - que no la del siglo XIV que dan otros historiadores.

(8) Cárcel Ortiz, M.M, Visitas Pastorales..., 87. Daroca continuaba como rector de Murla y beneficiado del beneficio de San Vicente en Santa Catalina de Alzira en 1400.

(9) Otra vez, la diversidad de fuentes da datos diferentes. Probablemente, la primera de las cifras refleja los fuegos del casco de la población más los dispersos.

(9) Ahmed Sequien Al-Mellini, molinero de Guadalest.

(10) Francisco Carreras Candi. Geografía General del Reino de Valencia. 1913.

(12) Francisco Figueras Pacheco. Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Alicante. Barcelona, 1911.

(13) Gaspar Juan Escolano, eclesiástico, historiador y arabista. Valencia 1560- Valencia 1619. 

 

Vista aérea del Castillo-Iglesia de San Miguel Arcángel

 

 

Foto extraída de: murlaweb.com/

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

   

Manolo Serrano, 21/09/2010                                                                              Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Última actualización: 14/01/2017

 

Imagen Aleatoria

c03691m.jpg