Ermita de San Roque (Benimagrell)

 

Al tratar de los pueblos incluidos dentro de los términos de la ciudad de Alicante, en su Huerta, nos dice Bendicho en 1640: «...San Juan, con su agregado Benimagrell, de 60 casas a mil pasos de aquél e iglesia dedicada a San Roque, separándose de Alicante en tiempo de Felipe 2º, que erigió ambos en una sola universidad en 3 de diciembre de 1593. Más tarde, hallándose gravados entre otras deudas con la que la ciudad les pedía por razón de la fábrica del Pantano, resolvieron agregarse de nuevo a la ciudad [Alicante], como así se hizo en 8 de junio de 1614…». (1)

 

La ermita es citada por Madoz (2): “...tres ermitas de propiedad particular, cuyos interesados nombran los sacerdotes que dicen en ellas misa, las cuales estan situadas, la de San Roque en Benimagrell, Nuestra Señora del Rosario, en la partida rural de Fabraguer, y Nuestra Señora de la Merced en el Campello, cuya partida corresponde á la jurisdicción civil de Alicante, si bien en lo eclesiástico es parte de la feligresía de San Juan...”.

 

«...Ermita urbana, en la partida de Benimagrell cerca de San Juan con la que estuvo agrupada en una única Universidad.

 

La ermita parece que fue construida del siglo XIV al XVI. Tuvo restauraciones en 1716, fecha escrita en la pared; a principios del siglo XX se rehizo de nuevo. La última restauración tuvo lugar en 1986 por los arquitectos M. Bevía y J. A. Moreno.

 

Edificio, entre medianeras, que comprende la nave oratoria, una capilla lateral, sacristía y casa del ermitaño en el lado derecho. La fábrica es de muros de mampostería, arcos diafragma de sillería y cubierta a dos aguas de teja curva. La fachada de la nave pentagonal, orientada a poniente, de ángulo superior muy abierto y truncado por la espadaña de tabique con contrafuertes curvos y hueco en arco de medio punto, remate de cruz de hierro. Puerta dintelada con sillería en arco de medio punto, que al parecer estuvo oculta, y celosía de piedra.

 

La planta es rectangular mide en su totalidad 15,74 por 19,84 metros; se divide en tres zonas: la nave oratoria, que es la primitiva iglesia, mide 14,02 por 6,94 metros y está a su vez dividida en tres tramos por pilastras, imposta de molduras y arcos fajones de piedra sillar; que cubren con bóvedas de crucería cuyos nervios apoyan en ménsulas con cabezas de ángeles y las claves tiene escudos, uno de ellos de Jaime I; el tercer tramo es el presbiterio, realzado por dos escalones en forma de arco, testero recto con Cristo de la Providencia, en el centro y San Roque y Virgen del Carmen, a los lados. La impresión es de obra gótica tardía. La nave de la izquierda o capilla de la comunión, debió ser adosada en la reforma de 1716, tiene entrada independiente, comunicación con la anterior y dos retablos adosados de tipo neoclásico. A la derecha la casa abadía tiene a su fondo la sacristía que comunica con el presbiterio...». (3)

 

«...La ermita de San Roque es uno de los edificios religiosos más importantes de la Huerta de Alicante. Ha estado íntimamente ligado a su historia desde tiempos inmemorables. En pleno centro de Benimagrell, probablemente se erigió sobre los restos de una antigua mezquita. Fechado en el siglo XVI, es un edificio de estilo tardo-gótico.

 

El templo está dedicado a San Roque, pero antiguamente también compartía patronazgo con San Sebastián. Alberga numerosos elementos interesantes como restos de un fresco antiguo, la imagen del Cristo de la Providencia y la cabeza de una antigua imagen de San José. Durante la Guerra Civil española, la reliquia de San José fue profanada mientras se encontraba en el convento de las Hermanas Carmelitas, un convento cercano desaparecido en la década de los sesenta del siglo XX. Además la ermita tenía un retablo dorado en el siglo XVII que renovó la familia Burgunyo, e interesantes elementos que se perdieron durante la mencionada contienda.

 

Se cree que la ermita de San Roque pudo ser dedicada tras la conquista cristiana a la Virgen María. Existen anagramas marianos en las bóvedas que indican esta posibilidad. Refuerza esta hipótesis el hecho de que la mayoría de mezquitas cristianizadas se consagraban a la Virgen, ya que reyes como Jaume I sentían gran devoción por María.

 

En la ermita reposan los restos de la filántropa Dña. Josefina Campos y su marido D. José Minguilló. En 1917, esta señora levantó en su residencia estival de Benimagrell un pequeño convento de Hermanas Carmelitas para niñas con pocos recursos. Además el conjunto contaba con un colegio y una capilla dedicada a San José. Tras su muerte, ella y su esposo fueron sepultados en la capilla del convento. En el año 1966, debido a la construcción de la carretera N-332 se demolió el inmueble. Por ese motivo los cuerpos fueron exhumados y llevados a la ermita de San Roque, donde fueron enterrados sin lápida ninguna. Se da la triste circunstancia de que en su testamento, la señora Campos había pedido que su sepultura fuera señalizada con letras grabadas para que el tiempo no las destruyera...». (4)

 

(1) Vicente Bendicho. Crónica de la Muy Ilustre, Noble y Leal Ciudad de Alicante. Alicante, 1640. (Alicante, 1960)

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1847. Tomo IX. Pág. 645.

(3) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(4) turismosantjoan.es

 

manolo serrano, 17/02/2009

 

manolo serrano, 17/02/2009

 

manolo serrano, 17/02/2009

 

manolo serrano, 17/02/2009

 

manolo serrano, 22/02/2009

 

manolo serrano, 22/02/2009

 

manolo serrano, 18/06/2017

 

manolo serrano, 18/06/2017

 

manolo serrano, 18/06/2017

 

manolo serrano, 18/06/2017

 

manolo serrano, 18/06/2017

 

Última actualización: 12/06/2022