Ermita de Santa Anastasia

 

«Ermita desaparecida. Una de las tres ermitas más antiguas de Crevillente -Santa Anastasia, San Cayetano y la Purísima-. Santa Anastasia, era nombrada como “la más antigua de todas" y "que fue el Templo primitivo antes de existir Parroquia". (1)

 

Era una ermita urbana, junto a la cual se construyó el Hospital. Según Puig Fuentes (2), se hallaba situada a continuación de la calle del mismo nombre, ocupando superficie en la Plaza del Hospital. Montesinos (3) dice que la fundación de esta ermita, se considera de inmemorial o sea que, cuando él escribe en 1795, ya no existe memoria de su construcción.

 

Puig Fuentes (2) recoge un informe de 1784 del administrador del Duque de Arcos, en el que, entre otras cosas, dice: “la villa de Crevillente tiene dos ermitas en el recinto de la población la una con el título de Sta. Anastasia que se cuida por su Ayuntamiento como su especial Patrono en que se constituyó en principios de este siglo con motivo de que creyó firmemente todo el Pueblo que por la intercesión de esta Santa imagen serenó la Peste, que se había introducido en la Población ocasionando repetidas y continuadas muertes de toda clase de gentes; el cual Santuario no goza de renta alguna, y por ello no merece el mayor cuidado en surtirle de los adornos necesarios para su decencia y que pudiere celebrarse el Santo Sacrificio de la Misa de que está dispensada muchos años, sirviendo únicamente en el día para la enseñanza de las primeras letras”.

 

De lo anterior se deduce que la ermita ya existía en el siglo XVII, ya que, como dice el anterior escrito, a principios del siguiente ya estaba inhabilitada para el uso sagrado y dedicada a escuela de primeras letras. Parece ser que el declive de la ermita se inicia en el último tercio del siglo XVIII, no siendo ajenos, según Puig Fuentes (2), un motín acaecido en 1766, la severidad de obispo José Tormo (1767-1790) y el inicio del nuevo templo de Nuestra Señora de Belén.

 

Ya se ha visto que, a principios del siglo siguiente, la ermita se dedicaba a escuela y aunque Aznar Navarro aporta el testimonio de un visitante ilicitano durante la Semana Santa de 1877, que acude a ver el Hospital, a la sazón en construcción, y entró en su eremitorio “que era muy bonito en donde se hallaban los pasos Ecce Homo y Huerto”, no aporta indicios de si la ermita estaba abierta al culto. Años más tarde, en 1885, parece ser que la ermita revivió como Capilla del Hospital con la llegada de las Carmelitas para atender el mismo. No se sabe con exactitud cuando se derribó este templo, pero existe un documento municipal de 1936, según el cual “los Srs. Concejales acordaron por unanimidad que no se reedificase en los terrenos de la propiedad de este municipio en que fueron habilitados para la instalación de la Capilla del Hospital de esta población y que se procediera inmediatamente a la retirada del ripio y limpieza de la calle”, lo que parece indicar que la ermita había sido derruida poco antes.

 

Hay indicios para pensar que Santa Anastasia, no solo era la más antigua ermita de Crevillente, antes de existir parroquia, sino que la misma Santa fue en la antigüedad Patrona de la Villa, como se recoge en un documento de 1776, que aporta Puig Fuentes (2), por el que se reconoce pagar ciento veinte reales por el coste de las dos festividades de San Francisco de Asís y Sta. Anastasia, Patronos de esta Villa.» (4)

 

«En 2005, con ocasión de las obras de “Rehabilitación del Casco Antiguo de Crevillent. Sectores San Joaquín y Plaza Pare Palau”, se realizaron unas excavaciones arqueológicas al objeto de documentar determinadas noticias orales acerca de la ubicación de la ermita de Santa Anastasia.

 

La plaza Pare Palau se halla al Este del núcleo más antiguo de la ciudad. Junto a la misma se localiza el edificio del hospital del siglo XVIII. La intervención arqueológica se realizó bajo el asfaltado de dicha plaza y en el patio del antiguo hospital, en un pequeño jardín con palmeras.

 

En la zona de la plaza se pudo documentar la planta rectangular de la antigua ermita –69 m², la totalidad de la zona excavada en la plaza–. Es de una sola nave, con presbiterio sobre-elevado y altar mayor en su cabecera al Noroeste, un altar lateral al Oeste entre dos pilares sobre los que posiblemente apoyarían sendos arcos diafragma que dividirían la ermita en varias zonas y el acceso al Sureste compuesto por una doble puerta que forma una antesala, habiendo documentado los quiciales de las puertas de dos hojas.

 

Destaca el pavimento de losetas de cemento hidráulico en blanco y negro que crean composiciones cuadradas enmarcando una cruz con los brazos terminados en trébol y su centro perforado. Se trata de la ermita de Santa Anastasia, cuyos orígenes se remontan al XVIII, aunque no se conservan, habiendo localizado sólo los que pertenecen a los siglos XIX y XX, previos a su destrucción en 1936.

 

La documentación escrita y la arqueológica confirman la estrecha relación con el edificio del hospital contiguo. (5)

 

(1) Juan Martínez García. Retablo crevillentino. Alicante, 1937.

(2) Salvador Puig Fuentes. La ermita de Santa Anastasia. Revista de Moros y Cristianos. Crevillente, 1997.

(3) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(5) El cementerio mudéjar del Raval (Crevillent-Alicante).

 

 

Antiguo Hospital de Caridad y Ermita de Santa Anastasia

 

 

 Ayuntamiento de Crevillent

 

Última actualización: 26/02/2017

 

Imagen Aleatoria

clock.jpg