Ermita y Hospicio de San Antonio Abad

 

En 1640, haciendo una descripción de la ciudad, nos dice Bendicho (1): “...Tiene dos arrabales esta ciudad, el uno dicho de San Antón, por una ermita del mismo Santo que antes fue convento de frailes dominicos con 50 casas y muchos almacenes de esparto...”

 

Más adelante, acerca de las fundaciones de los Conventos de religiosos y religiosas, dice: “...La tercera religión que se estableció en esta ciudad es la de Predicadores, y fue su primer asiento a 15 de junio del año 1586, en esta antigua ermita de San Antonio Abad, que edificaron los labradores de esta ciudad en el Arrabal, fuera de la Puerta de la Huerta, donde dedicaron altar a la Virgen Santísimo, con título de la Salud... Estuvo por Prior, el P. Fr. Andrés Balaguer, que después fue Obispo merísimo de Orihuela... Aquí vivieron los Padres, hasta que se pasaron dentro de la ciudad, a unas casas y solares que eran propias de la misma... Fue su traslación a 8 de enero de 1587...”.

 

«...Dado el incremento de viviendas y residentes del arrabal de San Antón, el obispo Juan Elías Gómez de Terán resolvió erigir en 1738 una ayuda de parroquias en la ermita de San Antón, situada en el arranque de la llamada calle de la Parroquia, actual Díaz Moreu...». (7).

 

«...No se sabe cuando desaparece la ermita. Pues Madoz (2) no la cita aunque habla del arrabal de San Antón y que el barrio de San Antón fue destruido durante la guerra de la Independencia; es fácil que dicha destrucción afectara también a la ermita. Figueras Pacheco (3) dice que “...dicha ermita estuvo en el lugar donde comenzaba la calle de la Parroquia, hoy de la Concepción. Pervive en nuestros días, la fiesta y porrate de San Antonio el del porquet...”. (4)

 

«...Al NO. de la población habia un arrabal formado de 50 casas y algunos almacenes de esparto. Este barrio se titulaba de San Antonio por la ermita del Santo que allí se erigió en años anteriores […] En 15 de Junio de 1586 se posesionaron del ermitorio de San Antonio Abad los frailes de Santo Domingo [...] Estaba situada donde hoy comienza la calle de la Parroquia, saliendo de Alicante por la puerta de Alcoy….». (5)

 

Vidal Tur, también hace referencia a esta ermita y su relación sirve de complemento a las anteriores: «...A mediados del siglo XVI, estableciose en Alicante una comunidad de la Orden de Santo Domingo, instalándose junto a una pequeña ermita, que los propios frailes edificaron en terrenos que hoy ocupa la calle de Díaz Moreu, esquina a la de la Concepción. Se veneraba en la ermita la imagen de San Antonio Abad, y el nombre de este Santo fue dado a dicho templo y al arrabal que desde tiempos pretéritos ha sido y continúa siendo el más populoso de Alicante. Aunque los PP. Dominicos se instalaron dentro de los muros de la plaza, a los pocos años de su llegada a tierras alicantinas, no por eso abandonaron la citada ermita, sino que siguieron atendiendo a su culto [...] en 1810 hubo de ser totalmente destruido [el barrio] para evitar que las tropas francesas invasoras lo utilizasen como base para hostilizar desde allí el castillo de Santa Bárbara. Del derribo de este arrabal solo se salvaron el Palacio Episcopal, hoy fábrica de tabacos, y una casa con huerto en el que se alzaba esbelta palmera, situada en la calla del Pozo, a espaldas de la actual parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia. En 1816 fue reconstruido este antiguo arrabal. Hoy conocido por el nombre de Barrio de San Antón, comprende la hermosa calle de San Vicente, amplia, plantada de palmeras con urbanización completa, en la que se alzan edificios modernos, la de Díaz Moreu (que se denominó antes calle de la Cena y de la Parroquia) en la cual hay multitud de pequeñas pero prósperas industrias y las del Pozo, Huerta y Trafalgar, con todas sus transversales. […] La antigua plaza de San Antonio, hoy ya no existe, desapareció en 1880, fue la primera que tuvo el barrio de San Antón, y estaba emplazada en la mitad de las calles del Pozo y de San José (hoy de Trafalgar) cerca del terreno que ocupaba en el siglo XVI la capilla dedicada a San Antonio Abad por los dominicos...». (6)

 

(1) Vicente Bendicho. Crónica de la Muy Ilustre, Noble y Leal Ciudad de Alicante. Alicante, 1640. (Alicante, 1960)

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1845.

(3) Francisco Figueras Pacheco. Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Alicante. Barcelona, 1911.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(5) Rafael Viravens y Pastor. Crónica de la muy ilustre y siempre fiel ciudad de Alicante. Alicante, 1876

(6) Gonzalo Vidal Tur. Pbro. Alicante: sus calles antiguas y modernas. Alicante, 1974

(7) Antonio Ramos Hidalgo. Evolución urbana de Alicante. 1983. pág. 399.

 

Última actualización: 06/06/2020