Ermita de San Pedro y San Francisco

 

«...En 1728, la villa de Altea, que para ese año ya disfrutaba de la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, decide dar a los franciscanos una ermita que había en el paraje del Bol, situada en la parte norte del arrabal del mismo nombre que estaba dedicada a San Pedro, y aquellos la dedicaron a San Pedro y San Francisco...». (1)

 

Sobre esta ermita se levantaría el convento de franciscanos.

 

(1) El Captivador y la ermita de Sant Vicent, José J. Soler Pérez, J. Rafael Frías Giménez y Ángela Castillejo Moruno.

 

Última actualización: 17/05/2020

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen Aleatoria

taking_notes.jpg