Ermita de San Francisco de Paula

 

«Situada en las laderas de la sierra de Benicadell, al norte de la población, se accede por un camino que parte de la Cruz Humilladero. El trayecto está jalonado por los casalicios de un vía-crucis muy deteriorado.» (1)

 

Citada por Madoz: “...y una ermita dedicada á San Francisco de Paula situada al NO. á la distancia de ¼ de hora”. (2)

 

Figueras Pacheco dice: “A un kilómetro del pueblo, subiendo al Benicadell, hay una ermita dedicada a San Francisco de Paula (siendo procurador de los Duques de Concentaina don Juan Mérita), se concedió el terreno en la loma del Calvario para edificar la ermita de San Francisco de Paula. La licencia del duque se alcanzó en 27 de Mayo de 1694”. (3)

 

Cuenta con una ermita dedicada a San Francisco de Paula, en cuyo honor de celebran fiestas” (4)

 

«El rellano en que se sitúa la ermita, forma parte de los abancalamientos que escalonan estas laderas; unos cipreses crecidos forman rotonda delante de la ermita. A la derecha de la misma, sobre una pared de mampostería, hay una fuente y un panel cerámico con San Francisco de Paula.

 

El edificio engloba: un pórtico, la zona oratoria, sacristía y casa del ermitaño. La construcción es de mampostería con contrafuertes laterales, tejado a dos aguas de teja curvada árabe. Se asienta sobre un ribazo, quedando la ermita en alto, realizándose el acceso por varios escalones.

 

La fachada, orientada a mediodía, es asimétrica, porque la vertiente izquierda se continua con la cubierta de la casa del ermitaño. Cinco escalones llevan al pórtico que tiene amplia entrada en arco de medio punto. Sobre él un azulejo con la inscripción “Christus” y, más arriba un ventano cuadrado. Corona el ángulo, una espadaña de obra. A la derecha, puerta de acceso a la casa del ermitaño.

 

El pórtico tiene en el perímetro un banco de obra. La planta es rectangular, mide 6 por 4,80 metros y se divide en dos tramos por un arco perpiano sobre gruesas pilastras. Una pequeña cornisa, pintada en rosa, señala el arranque de la bóveda de cañón. Un banco de obra, bordillo de madera y asiento de azulejos, rodea todo el perímetro. Nada más entrar, a la izquierda arranca una escalerilla que sube al coro. La pared frontal la ocupa un pequeño retablo de obra, con hornacina que cobija la imagen de San Francisco de Paula. A la izquierda del retablo, bajo dosel carmesí, un crucificado, el “Cristo del Amparo”, de mucha devoción en el pueblo y a la derecha, unos ex-votos de cera. (1)

 

(1) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1847.

(3) Francisco Figueras Pacheco. Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Alicante. Barcelona, 1911.

(4) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

 

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Manolo Serrano, 25/07/2012

 

Última actualización: 17/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c13177m.jpg